EL HOTEL EN MÁLAGA, con mayúsculas

Queremos ser el HOTEL EN MÁLAGA. Así, con mayúsculas. El Gran Hotel Miramar llega a Málaga no sólo para ser el único cinco estrellas gran lujo de nuestra ciudad, sino para convertirse en una parte esencial de ella. Queremos que cuando personas excepcionales necesiten encontrar un alojamiento excepcional, el nombre de nuestro hotel en Málaga sea el primero (y el único) en el que piensen.

Para hacernos un hueco en el corazón de Málaga, hemos recuperado para su uso original uno de sus edificios más emblemáticos: el del antiguo Hotel Príncipe de Asturias, una construcción excepcional en el centro de nuestra capital, junto a la playa y la plaza de toros de la Malagueta. Un lugar con un protagonismo especial en la historia de la ciudad: uno de los hoteles de Málaga más emblemáticos en las dos etapas del siglo XX que funcionó como tal, pero también como hospital durante la Guerra Civil española y -más recientemente- como Palacio de Justicia.

Gran Hotel Miramar Málaga
Gran Hotel Miramar Málaga

El Gran Hotel Miramar Resort & Spa quiere volver a ser la elección obligada de todo aquel que quiera disfrutar de un alojamiento de lujo en Málaga, como lo fue en el pasado para los ilustres huéspedes de la realeza europea y del mundo de la política y la cultura que eligieron en el pasado nuestra privilegiada ubicación para disfrutar de su estancia en Málaga.

Pero no queremos ser sólo un hotel en Málaga para quien nos visita. Queremos ser, también, el hotel que ponga el escenario a las fechas simbólicas de los malagueños. Ofrecemos uno de los mejores marcos para hacer de sus bodas y celebraciones eventos únicos, y ponemos a disposición de las entidades y empresas de la ciudad salones de eventos y reuniones para organizar cualquier tipo de acto con el mayor estándar de calidad.

Gran Hotel Miramar Málaga
Gran Hotel Miramar Málaga

Ya sea malagueño o uno de los millones de personas que cada año viene a visitar a nuestro rincón de privilegio en la Costa del Sol, conózcanos. Queremos que vea por sí mismo por qué somos, más que el gran hotel de Málaga, una parte fundamental de nuestra ciudad.