5 Miradores de Málaga con vistas al mar que no te puedes perder

Por | 9 diciembre, 2016 | 0 comentarios

Vistas al mar desde un mirador de Málaga

Málaga está situada en un incomparable enclave natural junto al mar, ese mar que baña nuestras costas y nos da la bienvenida con su inconfundible aroma de sal, agua y vida. Ese mar que nos sentimos privilegiados de admirar cada día desde nuestro hotel y cuya contemplación llevamos en nuestro propio nombre: Miramar.

Por fortuna, son muchos los puntos geográficos de nuestra ciudad desde los que podemos regalarnos la vista. La proximidad de los montes de Málaga, además de garantizar ese bondadoso microclima tan característico, nos brinda la oportunidad de disfrutar de miradores con vistas al mar que no puedes dejar de visitar en tu próximo viaje a nuestra ciudad.

1) Mirador de Gibralfaro

A 5 minutos en coche desde nuestro hotel.

Sin duda el más conocido y de más fácil acceso, ofrece una de las vistas más tradicionales de Málaga, con la plaza de toros de la Malagueta y el Paseo del Parque en primer plano. Desde aquí podremos admirar también el Puerto de Málaga y el Muelle Uno.

Está incluido en la mayor parte de los tours y rutas locales, por lo que a ciertas horas puede llegar a estar muy concurrido. Por ello es recomendable tener en cuenta el horario a la hora de planificar la visita. Si no te importa compartir las vistas, desde aquí podrás disfrutar de los más bellos atardeceres de la Costa del Sol, con la ciudad entera a tus pies bañada por las luces crepusculares.

2) Mirador del ‘Falcon’

A 8 minutos en coche desde nuestro hotel.

Este mirador debe su curioso nombre a la serie ‘Falcon Crest’ y a la gracia de los jóvenes malagueños, que así lo bautizaron hace años por parecerse una de las casas más  próximas a la de la popular ficción televisiva. Desde él podemos ver la bahía de Málaga en toda su amplitud y además con mucha tranquilidad, ya que tiene menor afluencia que los demás miradores de la ciudad.

Está ubicado en la parte oriental de la ciudad, en la zona residencial Cerrado de Calderón. Allí, a espaldas del Multicentro del Cerrado, en la entrada sur del Parque del Morlaco, es posible dejar los vehículos y seguir un sendero hasta un pequeño cuadrado situado a la altura de la gasolinera de los Baños del Carmen. Desde allí podremos otear a vista de pájaro la ciudad de Málaga, como si de una maqueta se tratara.

3) Mirador de Blapo

A 8 minutos en coche desde nuestro hotel.

Muy cerca del anterior, también en el Cerrado de Calderón (y muy próximo a la puerta sur del Morlaco), hallaremos el mirador más “underground” de Málaga, en una zona que aún conserva graffitis, toboganes y columpios rotos como testimonio de su pasado más reciente.

La historia del nombre de este mirador es también muy curiosa: los jóvenes malagueños de hace al menos una generación comenzaron a denominarlo así debido a la cercanía de la casa de uno de ellos, que precisamente se llamaba Blapo. Hoy, por azares del destino y porque los nombres de los lugares a veces parece que tengan vida propia, es así como se conoce a este enclave a pesar de que muchos desconozcan ya su origen.

4) Mirador del Cerrado

A 8 minutos en coche desde nuestro hotel.

No resultará difícil al viajero encontrarlo, pues es de los más clásicos y cuenta con su propio nombre en el callejero de Málaga: calle del Mirador del Cerrado. Aunque fue uno de los más visitados en otros tiempos, la expansión inmobiliaria y la colocación de una valla empañan su esplendor de antaño.

A cambio representan grandes ventajas su fácil acceso y que los coches pueden quedar estacionados en la propia vía con gran comodidad. Y por supuesto, las impresionantes vistas que dominan la bahía de Málaga, con la línea azul del horizonte en lontananza.

5) Pico de Pinares de San Antón

A 14 minutos en coche desde nuestro hotel.

Visita obligada para los enamorados del senderismo y los “cazadores” de vistas panorámicas. Desde lo alto del pico de San Antón, al final de la carretera del mismo nombre, los viajeros podrán deleitarse con las mejores vistas al mar “en altura” sobre la ciudad de Málaga y los parajes naturales que la rodean.

No se trata de un mirador como tal, y el camino hasta el mismo discurre por el monte sin señalizar, por lo que se recomienda ir acompañados de un guía local. Se aconseja también llevar calzado y ropa apropiados para disfrutar cómodamente del camino de 40 minutos.

Una vez allí, te encontrarás en un paraje incomparable donde podrás tomar las mejores fotografías de Málaga, un recuerdo imborrable de tu viaje a la Costa del Sol.

Imagen (CC) David Jones

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*